¿Quiénes Somos?

La Oficina de Protección al Usuario de los Servicios Financieros (PROUSUARIO) es una instancia de la Superintendencia de Bancos creada por Resolución de la Junta Monetaria que proporciona servicios de atención a las consultas, denuncias y reclamaciones que presenten o requieran los usuarios de servicios que prestan las entidades de intermediación financiera, así como los organismos jurisdiccionales.

PROUSUARIO garan­tiza la armonía y el equi­lib­rio de la relación entre las entidades financieras y los usuar­ios, en un marco de respeto recíproco, con trans­parencia de la no vul­ner­a­bil­i­dad de los dere­chos de los usuar­ios del sis­tema.